Tendencias estratégicas y política de seguridad europea

La Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) de la Unión Europea constituye, al menos en teoría, la manifestación más evidente de la voluntad política de sus Estados miembros para asumir la necesaria relevancia en el concierto internacional.

En un contexto estratégico que evoluciona rápidamente y que repercute sobremanera en la estabilidad de nuestro vecindario, «una política común de seguridad y defensa eficaz ayuda a aumentar la seguridad de los ciudadanos europeos y contribuye a la paz y a la estabilidad de nuestro entorno y del mundo en general». Sobre estas bases, el Consejo Europeo de diciembre de 2013 invitó a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridada evaluar el impacto de los cambios en el entorno global, y a informar al Consejo, en el curso de 2015, sobre los retos y oportunidades que se derivan para la Unión. De esta forma, está previsto que el próximo mes de junio, los líderes europeos dediquen gran parte de sus debates a estas tendencias de cambio estratégicas y a la forma en que la PCSD debe responder a los retos planteados.

Con objeto de servir como apoyo a la Alta Representante en la redacción de su informe, el Instituto de la Unión Europea de Estudios de Seguridad (ISS en sus siglas en inglés) ha publicado un documento que recopila una buena parte de la bibliografíaactual existente sobre la evolución del entorno estratégico y los cambiosque se están produciendo a escala global y que como tales tienen amplias repercusiones sobre la seguridad de la UE y de sus ciudadanos.El documentose divide en dos tipos de cuestiones que afectan a Europa, globales y geográficas, que se resumen someramente a continuación.

En lo que respecta a los asuntos de impacto global, el ISS señala cuatro ámbitosa considerar. El primero de ellos, el humano, puntualiza como la creciente movilidad de las personas está cambiando la vida de los individuos y de las naciones. Así, se está modificando la visión que los europeos tienen sobre la inmigración, la seguridad de las fronteras exteriores, la integración o el acceso a la ciudadanía por los inmigrantes. El interrogante es determinar de qué manera Europa puede mantener su atractivo como lugar de destino y asilo al mismo tiempo que se reducen las posibilidades de que individuos peligrosos puedan asentarse entre nosotros. Esta es una cuestión fundamental, sobre todo para los países del sur del continente, que, como España, se ven perturbados por la presión migratoria del norte de África y el Sahel.

El ámbito geográfico describe como el aumento de la demanda de recursos naturales está trastocando el equilibrio de los mercados internacionales, hoy más volátiles e impredecibles que en lustros anteriores. Esta segunda tendencia global influye considerablemente sobre la UE dado su carácter de importador de materias primas y energía. Además, el impacto que esta demanda tiene sobre los ecosistemas del planeta, representa un reto para los europeos que tradicionalmente se han mostrado comprometidos con la preservación del medio ambiente y que han liderado las principales iniciativas mundiales a este respecto.

Obviamente, la rápida evolución de la tecnología inquieta de forma sustancial ya que las ciberamenazas se han convertido en una cuestión de seguridad de primer orden. Para hacer frente a este tercer ámbito de cambio global se requieren robustos sistemas de ciberseguridad que permitan soslayar las vulnerabilidades. Pero, sin un presupuesto suficiente destinado a este desafío, la UE se quedará rezagada no sólo de EEUU, su aliado más importante, sino de los poderes mundiales emergentes.

Para gestionar adecuadamente las tres cuestiones planteadas anteriormente se precisa de una activa cooperación internacional. Por ello, en el ámbito sistémico, el cuarto analizado por el documento del ISS, se analiza como la gobernanza internacional está siendo condicionada por la petición recurrente de China y de otros Estados para lograr una mayor representatividad y capacidad de decisión. Estas circunstancias han llevado a que el sistema global centrado en las Naciones Unidas se haya diluido por la aparición de nuevos y menos estables entornos. De esta forma, es cada vez más difícil la protección mundial del imperio de la ley y el control de grupos terroristas y de Estados que lo rechazan. La UE debe de fortalecer el sistema de Naciones Unidas al mismo tiempo que promueve mejores relaciones con EEUU, organizaciones internacionales y socios clave.

El resto del informe del Instituto de la UE adquiere un enfoque geográfico para analizar tanto el vecindario próximo como las áreas que, aunque más alejadas de nuestras fronteras, son de interés para los europeos. En particular, se examinan la evolución de la situación en cuatro entornos: este, sur, sur extendido y este extendido.

En el este europeo, Rusia continúa sin adaptarse a un mundo donde es incapaz de atraer aliados o de coaccionar a sus países vecinos. La intención de las autoridades de Moscú de mantener su influencia ha conducido a la desestabilización dela región. Ucrania, a pesar de sus problemas internos, al igual que Moldavia y Georgia, se presentan más abiertas a la UE, aunque la gestión de los problemas en esta zona geográfica requerirá de un enfoque pragmático que valore en su justa medida la importancia de las cuestiones de seguridad.

La amplia región que trascurre desde la costa atlántica de Mauritania hasta Irak –usualmente denominada como MENA, en sus siglas en inglés, y que incluye el norte de África y Oriente Próximo– preocupa a la UE no solo por su proximidad geográfica sino sobre todo por su valor estratégico. El ISS describe una zona al sur del Viejo Continente en profunda agitación, en la que las alianzas entre países están cambiando, los Estados que tradicionalmente lideraban están perdiendo ascendiente sobre el resto y en la que los conflictos armados en curso o latentes amenazan a todo el conjunto.  La zona se enfrenta a tres retos fundamentales: el desempleo de millones de jóvenes, el terrorismo, y la dependencia de las importaciones de alimentos. En este marco, las relaciones de la UE con esta zona se presentan extraordinariamente complejas, aunque se deben focalizar en ayudar a la integración económica de los países MENA y en la cooperación en materias de seguridad. Al mismo tiempo, el apoyo bilateral a ciertos Estados clave, como Marruecos, Túnez, Jordania e Irak, puede proporcionar valiososbeneficios.

La franja del Sahel, el sur extendido, es escenario de inestabilidades que surgen de la debilidad de los Estados, agravios entre grupos locales, terrorismo transnacional, pobreza, subdesarrollo y crimen organizado. En una región en la que las fronteras son difícilmente controlables, espacios sin gobierno se abren a actividades que ponen en riesgo tanto la seguridad interna de los países de la zona como la global. Por otro lado, en el continente africano conviven dos tendencias contrapuestas. Mientras que el aumento de una incipiente clase media y la apertura de nuevas oportunidades para el desarrollo económico indican un crecimiento de la riqueza, una gran parte de la población continúa por debajo del umbral de la pobreza. Para responder a esta situación, la UE debe utilizar una combinación de instrumentos que incluyan, entre otros, intensificar la cooperación en seguridad y ampliar la asociación económica y financiera con África.

Finalmente, en lo que se refiere al Extremo Oriente, el este extendido, el documento del ISS analiza la geopolítica de la región, en la que su evolución dependerá de las políticas que adopten sus tres grandes potencias, China, Japón e India, pero sin olvidar a EEUU. Aunque los procesos de integración económica sirven para estrechar los lazos entre las naciones, las tensiones por razones territoriales pueden desencadenar conflictos. Este riesgo también se extiende a otras zonas de Asia –en especial a Afganistán y Corea del Norte–.La UE debe utilizar sus instrumentos diplomáticos y buenos oficios con el fin de apoyar la gestión pacifica de los conflictos, así como el fortalecimiento de la arquitectura de seguridad regional. Con la propia experiencia adquirida en los procesos de integración, la Unión dispone de una oportunidad inmejorable para convertirse en un actor relevante en aquella área.

En resumen, tal y como queda reflejado en el informe del ISS, el mundo es cada vez más volátil, más impredecible y en ocasiones más amenazante, y por ello la Unión Europea necesita afrontar ese entorno en constante cambio, si quiere no perder relevancia y proteger oportunamente a sus ciudadanos e instituciones.

El pasado mes de noviembre de 2014, las conclusiones del Consejo de ministros de Defensa de la UE señalaban que «el entorno de seguridad de Europaestá evolucionandode manera significativa,rápida y dramáticamente. Los conflictos en cursoy la inestabilidad ennuestro vecindarioinmediato ymás alejado, como Irak, Libia, el Sahel, Siria y Ucrania, siguen siendo unmotivo especial degran preocupación». Los ministros reiteraronque la UE ysus Estados miembros deben«asumir mayores responsabilidadespara actuarcomo proveedores de seguridad, en el plano internacionaly en particular enla vecindad, aumentando también su propia seguridady su papelestratégico mundial para responder de forma conjunta aestos retos»

No obstante, comprometida por una profunda crisis económica –de la que parece estar saliendo– y de valores –mucho más difícil de superar–, Europa se enfrenta a sus propios retos internos. El retorno de la política estatal, que vuelve a situarse por encima de las instituciones comunitarias, pero en la que la influencia de los Estados es muy desigual, se mezcla de manera desordenada con unas sociedades resueltamente relativistas e individualistas.De esta forma, se han producido escasos avances en la PCSD como consecuencia de que la UE ha estado más pendiente de gestionar las tensiones internas,fruto de la proliferación de políticas de protección de los intereses nacionales; al mismo tiempo que las sociedades europeas muestran una extrema ajenidad a las cuestiones de seguridad y defensa.

Por todo ello, cuando el próximo mes de junio los Jefes de Estado y de Gobierno europeos se reúnan en Bruselas para tratar sobre nuestra PCSD deberán tener en cuenta tanto las tendencias estrategas globales como la situación interna de la Unión. En el ámbito de la seguridad, no se puede seguir construyendo Europa a menos que se relance el europeísmo entre sus gentes. En otros términos, para lograr una PCSD realmente eficaz, Europa debe fortalecerse interiormente.

En cualquier caso, es imprescindible realizar una redefinición de la PCSD que establezca, de forma pragmática, el papel que la UE quiere desempeñar en la escena internacional. Para ello, sería oportuno volver a realzar aquellas formas de actuación que han dado valor a la acción comunitaria en el pasado, al mismo tiempo que se deben fortalecer los vínculos con EEUU, que hoy por hoy, siguen siendo indispensables para la seguridad y defensa de Europa.

Mario Ángel Laborie Iglesias. Coronel del Ejército de Tierra. Diplomado de Estado Mayor. Doctor en Seguridad Internacional por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Máster en Paz, Seguridad y Defensa por el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado. Autor de la obra ¨La privatización de la Seguridad” y de diversos artículos y ensayos para publicaciones especializadas en temas de seguridad y defensa. Entre otras, ha participado en las misiones en el exterior de Bosnia y Afganistán. Entre sus últimos destinos destacan el Estado Mayor Militar Internacional de la OTAN (Bruselas-Bélgica) y el Instituto Español de Estudios Estratégicos, donde fue analista principal. En la actualidad es el Jefe de Estudios de la Escuela de Guerra del Ejército.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s