Schengen

El 14 de junio de 1985 cinco Estados de la UE decidieron suprimir sus fronteras. En 1991 España se sumó al acuerdo, junto con Portugal. El número de países ha ido aumentando hasta llegar en la actualidad a 26 Estados: 22 de la Unión Europea mas Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. La última ampliación del espacio Schengen se produjo en el año 2011.

La eliminación de fronteras, tanto para personas como mercancías y por cualquier medio de transporte, ha sido uno de los grandes logros de la Unión Europea. Pieza clave en la creación del Mercado Interior y en el derecho de todos los ciudadanos a la libre circulación de personas, bienes y servicios en la UE. El acuerdo Schengen se ha definido como irreversible. http://ec.europa.eu/youreurope

La seguridad en una Europa sin fronteras interiores está garantizada por sistemas comunes de información (SIS o Sistema de Información Schengen), vigilancia transfronteriza y cooperación policial. La UE financia el sistema Schengen con un presupuesto para el periodo 2014-2020 que supera los tres millones y medio de euros. 1.26 billones de ciudadanos viajan al año bajo las normas de este acuerdo.

En la “frontera exterior”, los nacionales de terceros países deben presentar un documento de viaje válido y un visado o un permiso de residencia, así como otros documentos que justifiquen el objeto de su estancia y demuestren que poseen recursos financieros suficientes para su subsistencia durante esta.

schengen_map_es.gif

¿Qué está pasando ahora?

El Consejo Europeo acordó en junio de 2011 que los Estados de la UE integrados en Schengen podrían suspender la libre circulación en circunstancias excepcionales, como último recurso y para un tiempo limitado.

La “crisis de los refugiados” de los últimos meses, la llegada de millones de personas a las fronteras de Europa procedentes principalmente de Siria, ha provocado que algunos Estados miembros suspendan de manera unilateral los principios de libre circulación de Schengen en sus fronteras.

La Comisión Europea ha presentado el 4 de marzo un protocolo para volver a ordenar la gestión de las fronteras interiores y exteriores de la UE. Apoya así el mandato del Consejo Europeo del 19 de febrero de restablecer el funcionamiento normal del espacio Schengen. La idea es establecer un sistema coordinado europeo de controles fronterizos temporales, pero de acuerdo a lo establecido por Schengen así como mejorar el sistema de asilo.

Regresar a un sistema de fronteras supondría para la UE un coste de hasta 18 millones de euros anuales. Y también supondría un gasto adicional para la economía, por ejemplo en España, supondría un gasto para las empresas de 200 millones de euros en costes adicionales, además de provocar un descenso en el turismo y en el libre desplazamiento de trabajadores transfronterizos y el gasto en dotar de personal a los controles fronterizos.

La comisión Europea ha propuesto la creación de una Guardia Europea de Fronteras y Costas, pendiente de aprobación por el Parlamento Europeo y el Consejo y que se espera entre en acción en junio de 2016.

Los siguientes pasos

Para la Comisión: el sistema Schengen no puede continuar perjudicado por la actual política de “permitir el paso”. El Consejo de febrero exigió a los Estados miembros dar vía libre a todos las solicitudes de asilo presentadas en sus fronteras, según el procedimiento establecido por el derecho europeo y el sistema de Dublín. En estos momentos, Grecia está en medio de toda esta situación, en el centro de las principales acciones a corto plazo.

Los Estados miembros denegarán la entrada en las fronteras exteriores de la UE a los nacionales de terceros países que no cumplan las condiciones de entrada de Schengen y que no hayan presentado una solicitud de asilo pese haber tenido oportunidad de hacerlo.

La frontera exterior de Grecia está recibiendo el apoyo de los expertos de la Comisión Europea, para identificar el 100% de las entradas y recibir el apoyo del resto de Estados miembros y agencias de la UE. Frontex debe ayudar con sus equipos y los Estados miembros asumir su responsabilidad, respondiendo con equipos técnicos y humanos.

En abril los Estados miembros deben responder a la convocatoria Frontex y la Comisión deberá dar luz verde al plan de acción presentado por Grecia. En mayo Grecia deberá informar sobre la aplicación de las recomendaciones del Consejo y la Comisión presentará su tercer informe sobre reubicación y reasentamiento, tras los comprometidos para marzo y abril. En agosto la Comisión tiene previsto que esté en pleno funcionamiento la Guardia Europea de Fronteras y Costas.


Fuente: Europa Siglo 21. Boletín de Información Europea

Imagen: AXA ASSISTANCE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s